Buscar en este blog

miércoles, 27 de abril de 2011

sábado, 26 de febrero de 2011

yodo dono. azai-chacha


















Yodogimi, también conocida como Yodo-dono o Cha-cha (1569 – 1615),
fue un personaje importante durante finales del período Sengoku e inicios del período Edo de la historia de Japón. Fue concubina y segunda esposa de Toyotomi Hideyoshi, uno de los «tres grandes unificadores de Japón». Fue madre del hijo y sucesor de Hideyori, Hideyori, quien se enfrentó al shogunato Tokugawa durante el asedio de Osaka.

Yodogimi fue la mayor de las tres hijas del daimyō Azai Nagamasa. Su madre, Oichi, era hermana menor de Oda Nobunaga.[1]

Tras la muerte de Nagamasa Toyotomi Hideyoshi se convirtió en su padre adoptivo y protector,[2] aunque posteriormnete se convirtió en su concubina. Se trasladó entonces al Castillo Yodo -de donde ella posteriormente tomó su nombre-. Se convirtió en madre del único heredero de Hideyoshi, Hideyori, quien nació en 1593.

Para 1594 la familia se trasladó al Castillo Fushimi, pero tras la muerte de Hideyoshi en 1598 se trasladó al Castillo Osaka con su hijo.

Tokugawa Ieyasu, quien se hizo del control del país tras la muerte de Hideyoshi, vio en Hideyori una amenaza para su gobierno, por lo que en 1614 asedió el castillo, aunque posteriormente se firmó un tratado de paz. Las hostilidades se reanudaron en 1615, triunfando las tropas del shogunato Tokugawa, por lo que tanto Yodo-dono como su hijo cometieron seppuku, terminando así con el legado Toyotomi
more info
http://koei.wikia.com/wiki/Lady_Yodo

shima sakon





Kiyooki Shima
junio 9, 1540-octubre 21, 1600
también conocido como Sakon Shima, fue un samurai japonés de finales del período Sengoku . Shima dejó el servicio de Tsutsui, y par unirse a Ishida Mitsunari bajo la bandera del clan Uesugi y posterirmente negoció alianzas con Takeda Shingen aprendiendo así los caminos estrátegicos de la gerra. En la Batalla de Sekigahara , Shima fue uno de los oficiales de rango más alto de Ishida, al mando de una unidad de 1.000 hombres fuertemente armados. Algunas fuentes sugieren que disponía de arcabuceros y que su posición había cañones. . Él fue herido por los aliados de Tokugawa a principios de la batalla, lo que le obligó a retirarse. He died of his wounds about one month after the battle. Murió de sus heridas un mes después, cerca de la batalla.

http://www009.upp.so-net.ne.jp/Yochan-YM3180/simasakon.html
http://en.wikipedia.org/wiki/Shima_Sakon

online japanese armour manual

Nihon Katchû Seisakuben
Online Japanese Armour Manual

Chapter Eight:
The Kabuto
http://www.sengokudaimyo.com/katchu/katchu.ch08.html

domingo, 6 de junio de 2010

shogun total war 2. the game








Los rumores eran ciertos, Shogun II: Total War es ya oficial. Te contamos los primeros detalles sobre la nueva entrega estratégica de la prestigiosa saga de Creative Assembly. Las series recuperan su corte más clásico con su regreso al Japón feudal, diez años después del título que precisamente abrió la saga.
http://www.3djuegos.com/juegos/avances/8860/2073/0/shogun-2-total-war/

lunes, 8 de marzo de 2010

Hosokawa Tadaoki









Hosokawa Tadaoki (28 de noviembre de 1563 - 18 de enero de 1646) fue un samurái japonés del período Sengoku de la historia de Japón.

Tadaoki fue el mayor de los hijos de Hosokawa Fujitaka y peleó su primera a la edad de quince años bajo el servicio de Oda Nobunaga. Recibió la Provincia de Tango en 1580 y poco después contrajo matrimonio con una de las hijas de Akechi Mitsuhide. En 1582 cuando Mitsuhide traicionó a Nobunaga durante el Incidente de Honnoji, éste buscó su apoyo pero se lo negó, siendo posteriormente derrotado durante la Batalla de Yamasaki.
Actualmente la Tumba de Tadaoki y de su esposa garcia se conserva en Daitokuji, Kioto.
Tadaoki estuvo presente en el bando de Toyotomi hideyoshi durante la Batalla de Komaki y Nagakute (1584) y en la Campaña de Odawara de 1590, donde tomó parte en el asedio de Nirayama. Durante la década de 1590 se hizo amigo de Tokugawa Ieyasu, por lo que se alió a su ejército durante la Batalla de Sekigahara del año 1600 en contra de las tropas de Ishida Mitsunari. Después de la batalla fue recompensado con el feudo de Buzen, valuado en 370.000 koku.

Tadaoki estuvo también presente durante el asedio de Osaka (1614-1615) , muriendo finalmente en 1646.
more info:
http://www.artsales.com/ARTistory/Hosokawa/Hosokawa_Tadaoki_(Sansai).htm
http://www.eastofindia.com/Toyotomi%20Hideyoshi.htm
http://www.alivenotdead.com/etchy/Kansai-09-More-Japanese-Castles-Shoryuji-Castle--profile-668501.html
http://www.makie-sticker.com/product/216
http://www.diecast.es/tienda-a/DEL-SAM0X/ficha/Hosokawa-Tadaoki,1563-1645,-Samurai,-1:30,-Del-Prado.html
http://wspjapan.com/samurais/179

domingo, 7 de marzo de 2010

la historia de japon



http://www.archivodelafrontera.com/pdf/A-PAC03-tokawa.pdf
http://cham.fcsh.unl.pt/jesuitasnooriente/files/16011017_a.pdf
http://www.bochornocuantico.es/2009/04/10/gensai/
yabusame
http://www.lafabricaroja.com/foro2009/viewtopic.php?f=13&t=5554&view=previous
sociedades secretas
http://www.89decibeles.com/foro/viewtopic.php?p=192211&sid=7e7cdbc80457900b3378b5ee80a626f3

palabras japonesas
http://www.baka-tsuki.org/project/index.php?title=Suzumiya_Haruhi:Notas

http://tertuliaporvenirxxi.blogspot.com/2009/09/hasekura-capitulo-iv-cinco-argollas-de.html
El catecumenado en la misión del Japón del siglo XVI
Escrito por Lopez Gay J.
http://books.google.es/books?id=HrNG7zxbUbMC&pg=PA108&lpg=PA108&dq=shibata+katsuie+cristianos&source=bl&ots=5i6OsfD28R&sig=xfqmPn_9NSr6glPZhTdLaUNrkQw&hl=es&ei=XZOTS-7IMsfKjAeHtqz_Cg&sa=X&oi=book_result&ct=result&resnum=6&ved=0CBEQ6AEwBTgK#v=onepage&q=shibata%20katsuie%20cristianos&f=false


http://www.lacasadelaespada.com/tiendas/catalogo/product_info.php/cPath/24/products_id/374?PHPSESSID=cfxxsufwbsdemgok

Fujiwara Koga Ryu



Las regiones de Iga y Koga fueron los principales centros de desarrollo de este arte, eran zonas geográficas de las provincias de Mie y de Shiga que se encontraban en un centro estratégico de las ciudades de Osaka, Kyoto, Nagoya y Tokio.
Los Ninfas de Iga nacieron en esta región que pertenecía a la provincia de Ise hasta la época de 680 y lo llegaron a conformar 45 familias diferentes.
El Koga-ryu o Koka-ryu como lo llaman los nativos de la zona, estaba constituido por 53 familias y probablemente se fundó bajo el periodo Tenkyo (938-946).
Tras haber destacado en la guerra contra Taira No Masakado, Mochizuki Saburo Kameie recibió como regalo unas tierras en el sudeste de la provincia de Omo. La zona se llamaba Koga-Gun, y Mochizuki le cambió el nombre por el de Koga Oni No Kami Kameie. Fue su hijo, Oni No Kami Iechika, un talento en temas militares así como en literatura, el que se supone que fue uno de los fundadores de Koga Ryu. Se dice que estudió Genjutsu de un monje budista, Tatsumaki Hoshi, que vivía en esa zona.
La tradición se mantuvo durante siete generaciones: Oni No Kami Ienari, Iesada, Ienaga, Iekiyo, Ietoo, Ieyoshi y Yoshiyasu antes de expandirse a otras familias: Mochizuki, Ugai, Naiki y Akutagawa. A estos 5 cabezas de familia se les unieron las tropas que aún quedaban de la guerra de Namboku (1335 – 1395) procedentes de los reinos del norte y del sur. Con la ayuda de Koga-ryu, crecieron hasta formar 53 familias. Algunos de los Ryu de Koga eran:
* Shinpi-ryu
* Taira-ryu
* Isshu-ryu
* Byaku-ryu
* Taro-ryu
* Kawachi Yon Tengu-ryu
* Kuruya-ryu
* Tomo-ryu
* Tatara-ryu
* Hiryu-ryu
* Sugawara-ryu
* Otomo-ryu
* Fujiwara-ryu
* Sasaki-ryu
* Tachibana Hachi Tengu-ryu
* Wada-ha-ryu
Mientras el Koga-ryu crecía, había ocho familias (Koga Hachi Tengu) más fuertes que lideraban a los otros Ryu de Koga. Las ocho familias eran Koga, Mochizuki, Ugai, Naiki, Akutagawa, Ueno, Ban y Nagano. Pero también había algunos grupos en Koga como Hiryugumi, Kakuryu Gumi, Tachibana Hachi Tengu Gumi y Kawachi Yon Tengu Gumi, que tenían maestros de Ninjutsu de muy alto nivel.
Bajo el periodo Hokuto (1441 – 1451), los herederos líderes eran Koga Saburo, Mochizuki Goro, Ugai Ryuhoshi, Naiki Fujibe y Akutagawa Kazuma. Y bajo el periodo Bunmei (1469 – 1487) fueron Koga Saburo II, Mochizuki Yajiro, Ugai Chiaki, Naiki Gohei y Akutagawa Tenpei, quien fue contratado por la familia Sasaki, que eran los Daimyo de aquel área, para liderar sus tropas contra Ashikaga Yoshizawa.
Este Arte engloba el conocimiento de las 8 escuelas Ninja repartidas por todo el Japón después de la masacre del Shogún Oda Nobunaga, quién el 3 de Noviembre del año 1581 y con una fuerza bélica de 40.000 soldados fuertemente armados decidió eliminar todo rastro Ninja en las regiones de Iga y de Koga. Oda Nobunaga dándose cuenta del poder alcanzado por los Clanes Ninja, decide exterminar de raíz todos los enigmáticos y poderosos Ryu y arrasar toda la región. Advertidos del peligro por Kasumi Danjo, el grueso de las familias se concentran en el castillo de Hakuho (construido por Takeda Tora y por arquitectos que se ayudaron de conocimientos Ninja para su construcción) por lo que el castillo de Hakuho estaba repleto de subterráneos y salidas ocultas. Se estima que fueron 4.000 los Ninja que allí se reunieron y que incluso pelearon como tropas profesionales con armaduras y cotas de mallas (Hyogo Gusari). Esta resistencia tan sólo duró una semana. Más de 2.000 Ninja fueron muertos con las armas en sus manos, cientos torturados, pero un considerable número bajo las órdenes de Kasumi Danjo y del mítico Sandayu Momochi, consiguen escaparse por los subterráneos y refugiarse en la isla de Shima Ryu "La Isla del Dragón"
Años después, la familia Sasaki volvió a requerir los servicios de los Ninja. Esta vez fueron Ninja de Iga Ryu y Koga Ryu. Posteriormente contrataron a samurai de Koga con el objetivo común de destruir a Oda Nobunaga.
Los samurai fueron entrenados intensamente durante un corto periodo de tiempo para ser capaces de luchar bajo las estrategias preparadas por los Jonin Ninja (jefes de clan).
La armada de Sasaki se separó en tres ejércitos, uno de ellos liderado por los Ninja de Mikumo Ryu, Takanose Ryu, Mizuhara Ryu e Inui Ryu. Otro de los ejércitos estaba liderado por las otras 53 familias Ninja de Koga y el tercero por los Samurai de Sasaki. En la batalla, Mikumo Iyo No Kami, que lideraba una de las divisiones de la armada de Sasaki, cambió repentinamente de bando y atacó al ejército de Sasaki desde atrás, lo cual llevó a la derrota de Sasaki quien consiguió escapar a duras penas.
Cuando Tokugawa Ieyasu luchaba por el poder en Japón, fue tomado el castillo de Fushima, cerca de Kyoto, y tuvieron que defenderse contra los ejércitos del oeste durante el tiempo suficiente para permitir que el ejército de Tokugawa se reagrupara para luchar en Seki Ga Hara en el este. Había cerca de 400 ninja de Koga Ryu ayudando en esta defensa, algunos en el castillo y los otros encargándose de sembrar el pánico entre el enemigo, fuera del castillo, en diferentes tipos de acciones.
Alrededor de 100 de estos ninja murieron en combate, y tras la victoria de Tokugawa se llevó a cabo una ceremonia para honrarles, en la cual se menciona que Mochizuki y Akutagawa habían muerto en esta guerra.
Una de las últimas acciones donde los Ninja de Koga fueron activos fue en la batalla de Shimabara No Ran, cuando los samuráis cristianos se rebelaron y tomaron el castillo de Hara en la provincia de Shimabara en Kyushu.
Diez ninja de Koga Ryu fueron enviados por Izumo Kami Nobutsuna para recoger información de cara a que los samurai del Shogun pudiesen preparar un ataque contra el castillo.
Estos ninja estaban liderados por Mochizuki Heidayu, de 63 años, y por Akutagawa Kiyouemon, de 60 años, ambos veteranos de la batalla de Sekigahara. El resto del comando lo formaban Iwane Kanbei (56 años), Tomei Gohei (53 años), Natsumi Kakunosuke (41 años), Kamogai Kanuemon (56 años), Iwani Kanbei (45 años), Mochizuki Yoemon (33 años), Akutagawa Shichirobei (25 años) y Yamanaka Jutayu (24 años).
Llegaron el 4 de enero de 1638, y su primera misión era realizar un mapa del área que rodeaba el castillo.
Quince días después le enviaron al Shogun Tokugawa Iemitsu, a Edo, un mapa detallado sobre el castillo y sus fuerzas.
También se dice que los Ninja de Koga, también llamados Ongyo No Mono (hombres ocultos), se infiltraron en el castillo cada noche sin problemas. El 21 de enero robaron comida del castillo y también consiguieron obtener algunas contraseñas secretas, lo cual puso aún en más apuros a los ocupantes del castillo debido a que no les quedaban ya demasiados víveres.
El 27 de enero, cinco Ninja de Koga consiguieron infiltrarse en el castillo disfrazados de soldados. Eran Mochizuki Yoemon, Akutagawa Shichirobei, Natsumi Kakanosuke, Yamanaka Jutayu y Tomei Gohei.
Las tropas de fuera del castillo abrieron fuego con sus rifles y el enemigo del interior del castillo apagó inmediatamente todas las antorchas para que no pudieran continuar disparándoles. Así, cuando los centinelas comenzaron a relajarse en plena noche, pudieron escalar fácilmente los muros protegidos por la oscuridad.
Akutagawa estuvo poco atento y cayó en un agujero del que lo ayudó a salir inmediatamente Mochizuki, pero a causa del ruido que provocaron, los centinelas volvieron a encender las antorchas y fueron descubiertos. Mochizuki y Akutagawa corrieron a través de los guardas y consiguieron arrebatar una de las banderas cristianas en el camino pero fueron alcanzados por los disparos, aunque finalmente los cinco ninja consiguieron huir con Mochizuki y Akutagawa heridos.
Cuando se llevó a cabo el ataque al castillo, el 24 de febrero, los ninja de Koga sirvieron de enlaces entre las tropas.
Como paréntesis debe mencionarse que Miyamoto Musashi (el espadachín más famoso de la historia) era uno de los encargados de tramar los planes de ataque en el bando del Shogun. Fue herido por una roca lanzada por una mujer desde el muro del castillo y tuvo que retirarse de la batalla quejándose de su pérdida de la energía de la juventud.
" target="_blank" rel="nofollow">http://www.cidecoa.com.ar

la Modernización de la Medicina Japonesa durante el Periodo Edo


Paso Fronterizo y Curiosidad Intelectual.
Wolfgang Michel-Zaitsu
Comentarios Introductorios

En 1927, después de viajar por China y Japón, el famoso fisiólogo Ludwig Aschoff declaró enfáticamente que no había necesidad de establecer ninguna clase de “misión médica” en Japón.


Cualquiera que conozca Asia Oriental no se sorprenderá que prologue mis comentarios con lo siguiente: no hay necesidad de una misión médica en Japón. En Alemania poseemos una pequeña idea de la vehemencia con la que Japón está intentando transplantar los métodos de investigación científica europea y americana a su terreno. Esto es especialmente cierto en el caso de la medicina [1].


En China, Aschoff no había visto una sola facultad de medicina gestionada por los propios chinos: la mayor parte del sistema de asistencia sanitaria fue establecida u organizada por extranjeros. En Japón, por otra parte, contabiliza seis universidades imperiales y otras dieciocho universidades con facultades médicas a las que añade cuatro colegios médicos. Aschoff describe estas instituciones en detalle, y elogia la educación profesional de los médicos japoneses y la investigación llevada a cabo allí, así como el tratamiento de los pacientes en la universidad y en otros hospitales. Expresa cierta sorpresa sobre ciertas costumbres, pero no hay duda de que Aschoff estaba profundamente impresionado por lo que contempló durante su viaje a través del archipiélago. A pesar de ser un ardiente protestante, Aschoff hace notar incluso a su audiencia de que los misioneros occidentales deberían tener cuidado de no destruir la desarrollada cultura tradicional japonesa.


Este excepcional éxito en la modernización médica se debió mucho a los esfuerzos de Japón durante la segunda mitad del siglo XIX, que comenzó -en lo que respecta a la medicina- con la fundación del Instituto de Entrenamiento Naval (Kaigun denshûjo) en Nagasaki y con la introducción de un currículo moderno de estilo occidental en la educación médica. Numerosos desarrollos de la medicina japonesa durante los siglos XIX y XX se remontan a pioneros holandeses como Johannes Lydius Catharinus Pompe van Meerdervoort (1829–1908), Anthonius Franciscus Bauduin (1822–1885), Antonius Johannes Cornelius (1843–1883), Koenraad Wolter Gratama (1831–1888), y Constant George van Mansvelt (1832–1912) y a los esfuerzos globales de la Compañía holandesa de las Indias Orientales para proveerse de un conocimiento actualizado en ciencia y tecnología occidentales.


Con todo, a pesar del entusiasmo y de la cualificación de estos profesores occidentales, nunca habrían conseguido tan impresionantes resultados si ellos hubieran tenido que iniciar su trabajo desde cero. Los interlocutores japoneses de estos expertos europeos hacía mucho tiempo que habían comenzado a abandonar el campo de la medicina chino-japonesa. Guiados por sus propios intereses y objetivos, ya habían cruzado las fronteras de su tradición y se estaban aproximando de forma continuada a Occidente. Este proceso precisó de tiempo: cabe remontarse al siglo XVII, cuando el establecimiento de un puesto comercial holandés en Japón y la presencia permanente de los cirujanos y médicos europeos impulsaron un intenso intercambio de conocimiento médico, libros, instrumentos y fármacos.
...continua en http://www.euskadiasia.com/ESTUDIOS_ORIENTALES/traduccion_michel.html

consejos para ir a japon por primera vez


http://espaciojapon.com/foro/viewtopic.php?t=1440

Hara jo


El Castillo Hara.
Hara jō fue un castillo japonés ubicado en la Provincia de Hizen.

Este castillo fue utilizado como base por los rebeldes durante la Rebelión Shimabara (1637 - 1638), donde fueron asediados por las fuerzas del shogunato Tokugawa.

http://www.geocities.jp/general_sasaki/hosokawa_dona_gracia.html

la verdadera historia del ultimo samurai.

http://historia.mforos.com/1792209/6241227-el-ultimo-samurai-la-historia-verdadera/

el cristianismo en japon

El primer barco extranjero llegado al Japón:Costa de Ava, Octubre 1530(Segun los japoneses)
Segun:

■Los japoneses el primer barco extranjero en llegar a la costa de Ava, isla de Kikoku, al Sur de Xiuxiu, en Octubre de 1530.
■Otros dicen que arribó a Taneyaxima,isla Tanega, al Sur de Xiu-xiu, en Octubre de 1543
■El jesuita Azart asegura que el Japón fue descubierto en 1539
■San Francisco Javier retrasa la fecha 5 o 6 años.
■Antonio Galuano refiere el descubrimiento en 1542 y lo atribuye a Antonio Mota, Francisco Zeimot y Antonio Pepot, a quienes una tempestad arrojó a Kagoxima.
■Se atribuye tambien el descubrimiento a Fernando Mendez Pinto, que hacia 1545, habiendo perdido el rumbo por una tormenta fuéparar a la Isla de Tanega.
[escribe] Como trataron los japoneses a los portugueses
■Fueron los portugueses muy bien recibidos
■Se establecieron relaciones comerciales
■Algunos casaron con mujeres indigenas
■Los misioneros como San Francisco Javier fueron acogidos con Benevolencia
■Se abrieron varios Puertos a los buques portugueses
■Muchos japoneses recbieron el Bautismo
■Se levantaron Templos Cristianos
■Algunos Príncipes del Japón enviaron una embajada al Papa y a Felipe II de España
■Obra: Choque luso no Japao..., Sao Paulo: IBRASA, 1989, autor: J. Yamashiro
[escribe] Que favoreció la labor de los Misioneros en el Japón
Entre otras razones favoreció la labor evangelizadora de los Misioneros:

■La circunstancia de servir como arma vcontra el Budsimo
■Los sacerdotes budistas habían:
■Adquirido grandes riquezas
■Aspiraban estos budistas a alzarse con el Poder.
[escribe] Nobunaga usurpa el Poder Supremo
Nobunaga:

■Jefe militar que se había distinguido en las Guerras Civiles
■Derrotó al Taikun o Xogun o Shogun, último de los Axi-Kaga y usurpó el poder supremo.
■Una de sus empresas fué:
■Fuéla de abatir el predomio de los Bonzos o Sacerdotes de Buda, que protegiendo a los insurrectos segun sus intereses fomentaban la Guerra Civil
La espada triunfante de Nobu-Naga y su protección al Cristianismo le sirvieron de instrumento:

■Mas de 500 Templos fueron destruidos
■Todos sus bonzos pasados a cuchillo
■Pero ni Nobu-Naga ni sus sucesor Tai-Ko se dieron el Título de Shogun.
[escribe] Tai-Ko declara la Guerra al Cristianismo
Tai-ko quizas por:

■Sus ideas Privadas
■Pero alegando motivos Políticos
comenzó la persecución de los Jesuitas y con ella la Guerra al Cristianismo.

Los misioneros españoles fueron acusados de:

■Hostilizar las leyes de Japón
■De destruir los Templos de los dioses
■De hacer arrogante alarde de su creciente influencia
■La primera medidad fué la de:
■Decretar la expulsión de Jesuitas y Franciscanos
Excitado el fanatismo del pueblo los misioneros cristianos y sus conversos sufrieron:

■Deportación
■Tortura
■Crucifixión
Se calcula que solo en el año de 1587 fueron 80.000 cristianos japoneses que perecieron victimas de las matanzas que tuvo lugar en el Sur del Imperio

Destacar tambien en el siglo XVI, la invasión de Corea por el Japón: Samurai invasion: Japan's Korean War, 1592-98, London: Casell, 2002, autor: S.R. Turnbull

[escribe] En Nagasaki se conservaron restos del Cristianismo
A pesar de esta Terrible Persecución, parece que se conservaron algunos restos del Cristianismo en las inmediaciones de Nagasaki, aunque de una manera oculta y tal vez la transmisión de algunas ideas y aun de ciertas practicas religiosas pertenecientes al Cristianismo, explique un hecho que llamó mucho la atención al Señor Diaz Covarrubias, que fué el de hallar algunas palabras españolas como pan, capa, niño, usadas por los japoneses desde hace mucho tiempo con el mismo significado que en el español y cree que puede ser aquel su origen porque emplean la palabra niño para designar las pinturas o estatuas que representan a la infancia, mas bien que para aplicarla a un ser viviente de corta edad, pues para este ultimo objeto tiene otra voz.

Gregorio Cespedes. Jesuita.

Gregorio Céspedes o de Céspedes, sacerdote jesuita y escritor español.

Biografía
Llegó a Nagasaki (Japón) en 1577 junto con catorce compañeros de su orden y pasó en Oriente 34 años. El 6 de septiembre de 1593 desembarcó en Corea; cuatro cartas que escribió entonces son el primer testimonio escrito de la presencia occidental en dicho país.
¿QUIÉN FUE GREGORIO DE CÉSPEDES?
Nació en 1551 en Madrid y su padre era el licenciado Fernando de Céspedes y Oviedo, corregidor y juez de residencia en la villa de Madrid de 1551 a 1557, antes lo había sido de Granada, y su madre, doña María de Simancas, natural de Villanueva de Alcardete. Dos sobrinos de Céspedes vistieron el hábito de la Orden de Santiago y del expediente de dicha Orden, guardado en el Archivo Histórico Nacional de Madrid, podemos confirmar el linaje noble de su familia.
Estudió en Salamanca e ingresó en la Orden de San Ignacio de Loyola en esa ciudad, el 28 de enero de 1569. Hizo los primeros votos en Ávila [140] en 1571, y luego, comenzando los estudios de teología, le mandó la Santa Obediencia para la India Oriental. Llegó a Goa, pasando por Lisboa, en 1574, y en la India se ordenó sacerdote en 1575; se trasladó a Macao en 1576 para embarcarse para Japón. En julio de 1577, junto con 14 compañeros jesuitas, llegó a Nagasaki. Desde entonces recorrió varias partes del Japón, emprendiendo con entusiasmo su misión evangélica. Desde 1579 hasta 1587 para Céspedes será el período de culminación de su labor misionera y cultural en Japón. Conocía a mucha gente de clase noble en la región de Meaco, entre ellos destaca Konishi Yukinaga cuyo nombre católico era Agustín, con el que mantuvo estrechas relaciones. Después de que Hideyoshi proclamase el edicto de expulsión de los misioneros en 1587, Céspedes y sus compañeros se vieron obligados a ocultarse en la región de Kysh bajo la protección de los daimyos cristianos.
Hideyoshi inició la invasión contra los coreanos en abril de 1592 bajo el pretexto de conquistar la China. Casi todos los daimyos cristianos de Kysh bajo el mando de Agustín desembarcaron en las tierras coreanas como vanguardias de la guerra. Con este motivo, Gregorio de Céspedes pudo pisar el suelo coreano como primer visitante occidental el 27 de diciembre de 1593, y allí pasó un año aproximadamente. Su viaje fue realizado secretamente a solicitud de Agustín y otros daimyos cristianos sin que Hideyoshi conociera el hecho. Pero Kato Kiomasa, llamado Toranosuque, capitán budista y rival de Agustín en la empresa de la guerra, se dio cuenta de que un padre permanecía en la fortaleza de Comungai para predicar a los soldados. Toranosuque, envidioso del triunfo de Agustín, trató de desacreditarle acusándole ante Hideyoshi de haber invitado a un Padre contra su orden. Al saber esta situación tan adversa, Agustín quiso que Céspedes volviese a Japón inmediatamente para evitar la posible furia de Hideyoshi. Así es que Céspedes debió abandonar Corea contra su voluntad. En su camino de regreso llevó a un niño coreano cautivo al colegio de Japón.
En febrero de 1597 vio personalmente el gran martirio de Nagasaki y se trasladó en 1602 de Nakatsu a Kokura, donde él mismo estableció la residencia jesuita y falleció allí en 1611.
Todos los documentos disponibles dicen que Céspedes era robusto y con buenas fuerzas y muy bien dispuesto. Era querido de toda la gente, y su inteligencia y su virtud se revelan en epístolas que dejó escritas a lo largo de 34 años de estancia en Oriente; no sólo fue un verdadero soldado de Jesucristo, sino también uno de los cronistas de los acontecimientos más importantes de aquella época en el Extremo Oriente.

http://hispanismo.org/hispanoasia/4922-un-misionero-espanol-en-corea.html


----------------------------------------------

Corea, último país asiático que se da a conocer en Europa

Asia ha estado presente en el mundo occidental desde tiempos remotos, hasta el extremo de haber, ya en la Edad Media, intentos de cátedras de idiomas orientales en universidades europeas2 y trazados de rutas capaces de saciar cualquier ansia de expansión territorial y religiosa hacia la zona. Sin embargo, no ha sido así para Corea, país tan aislado como ermitaño y, según Chul Park, especialista en la materia, último reducto oriental que se da a conocer en Europa.

La Península, foco de intensas competencias imperialistas, consigue en el 668 la unificación de sus tres reinos —el reino Koguryo (37 a. C.-668 d. C.), el reino Paekche (18 a. C.-660 d. C.) y el reino Shilla (57 a. C.-935 d. C.)— en este último, el reino Shilla, y desde entonces y a pesar de sus sucesivas invasiones extranjeras, principalmente de chinos, mongoles y japoneses, se ha caracterizado por una identidad cultural y étnica bastante definida y homogénea, propia de un pueblo conocido como «Estado eremita» y, durante mucho tiempo, reacio por naturaleza a presentarse en público.

En 1592 invaden los japoneses, país descubierto ya por los portugueses en el año 1543 y evangelizado por la Compañía de Jesus, y desde donde llegará, en 1593, el jesuita español Gregorio de Céspedes3 para llevar a cabo su misión evangelizadora y, por ende, descubrirnos al mundo occidental.4 Es por estas fechas cuando aparecen las primeras menciones de nuestra cultura en español, con informes de los mismos misioneros y textos de historiadores como Luis de Guzmán (1610) en los que se dice:

El reino de Corea está a 80 leguas de Hirado, Japón, hacia el norte, y limita esta gente con tres naciones [...]. Los coreanos hacen piezas de seda, pero lo más ordinario es de lino y algodón. Dicen que en el interior hay minas de oro y plata y se crian muchos y hermosos caballos, vacas, tigres y otros diversos animales fieros. La gente es pacífica e inteligente, y comúnmente blanca, de gran fuerza y hábil con el arco.5

Es el primer encuentro entre España y Corea, encuentro que aún hoy se sigue rememorando tanto en el pueblo natal del jesuita, Villanueva de Alcardete (España), donde se inauguró el 9 de noviembre de 1991 un centro cultural, como en la primera ciudad coreana a donde llegó el sacerdote, Chinje, que, a su vez, levantó una estatua igual a la del centro de Villanueva de Alcardete en homenaje a este primer europeo que fue, y sigue siendo, referencia obligatoria para los que, aún después de más de medio siglo de haber entrado el español en las aulas universitarias, continuamos trabajando por promover y estrechar nuestras relaciones con el mundo hispánico.

De aquella invasión japonesa que trajo a Céspedes y, con él, los albores de un cristianismo que se ha convertido hoy en la religión dominante, con un 51,8% de creyentes, aunque de mayoría protestante, a esta otra, mucho más reciente (1910-1945), hay mucho trecho andado, pero en esencia, antes como ahora, viene a representar una sacudida para nuestras tradiciones y un despertar a la identidad nacional y al patriotismo que muchos de nuestros antepasados desarrollaron como armas de defensa.

Treinta y cinco años de yugo japonés, que tuvo como objetivo fundamental la explotación económica del país, y una guerra civil que, aunque materialmente duró sólo tres años, sigue presente en ese paralelo 38 que los convierte en países remotos e inaccesibles, deterioraron enormemente la calidad de vida de la población pero al mismo tiempo contribuyeron, sin ellos pretenderlo, a crear ese recurso humano basado en principios confucianos y, en ese sentido, de grupo como identidad cultural que supo poner en marcha la maquinaria social en pro del desarrollo y colocarse ya en 1996 en el puesto número 11 de la clasificación mundial con una renta actual per cápita de 11.400 dólares estadounidenses.

NOTAS

1. Cf. Chul Park, «El español en Corea», en Corea: tradición y modernidad, Verbum, Madrid, 2003, p. 21.

2. A principios del siglo XIV Raimundo Lulio abogaba por el establecimiento de cátedras de idiomas orientales en las universidades europeas, y hacia 1375 geógrafos mallorquines trazaban un mapa de Eurasia. Cf. Carlos Sanz, Primitivas relaciones de España con Asia y Oceanía, Librería General, Madrid, 1958, pp. 35-45.

3. El jesuita Gregorio de Céspedes llega a Nagasaki (Japón) en 1577 junto con catorce compañeros de la orden. Cf. Chul Park, Gregorio de Céspedes, jesuita español y primer visitante europeo a Corea en el siglo XVI, Universidad Sogang, Seúl, 1987.

4. El hispanista coreano Chul Park recoge cuatro cartas sobre el país del jesuita español, en su tesis doctoral, Testimonios literarios de la labor cultural de las misiones españolas en el Extremo Oriente, Ministerio de Asuntos Exteriores de España, Madrid, 1986.

5. Cf. Luis de Guzmán, Historia de las misiones que han hecho los religiosos de la Compañía de Jesús para predicar el Santo Evangelio en la India Oriental y en los reinos de la China y Japón, Bilbao, 1891.

http://cvc.cervantes.es/lengua/anuario/anuario_05/kwon/p01.htm
http://forum.axishistory.com/viewtopic.php?f=57&t=123041

Las primeras relaciones de Espana con Corea.

Las Primeras Relaciones de España con Corea
Prof. Chul Park

Catedrático del Dept. de Español de la

Univ. Coreana de Estudios Extranjeros.



1. Encuentro de los dos mundos

Las relaciones entre Europa y Asia han sido relatadas desde la Antigüedad. Como no puede ser de otra forma tienen como referencia los escenarios de China, la India, Filipinas, Japón ...y no existe en ellas mención de la península coreana. La obra de Carlos Sanz Primitivas relaciones de España con Asia y Oceanía, publicada en 1988 no recoge el primer encuentro entre coreanos y españoles, quizá por desconocimiento de la misión del padre español Gregorio de Céspedes a Corea en 1592. Años después de la publicación de esta obra tuve el privilegio de rescatar del olvido varios documentos que prueban que el primer contacto de Corea con Europa se debió al español Gregorio de Céspedes.1)

Pero hagamos un breve repaso de los inicios de aquellos contactos entre la Península Ibérica y Oriente. Aunque Aristóteles y Séneca hablan en sus escritos de una probable y fácil navegación entre las costas de Iberia y la India, será en la Edad Media cuando se multipliquen las relaciones y los afanes de expansión europeos hacia Asia. A principios del siglo XIV Raimundo Lulio abogaba por el establecimiento de cátedras de idiomas orientales en las universidades europeas, lo que refleja el interés que despierta Asia. Por aquellas fechas, en 1375, geógrafos mallorquines trazan un mapa de Eurasia, y en adelante prestarían un gran servicio a la Corte de Portugal, donde había un gran interés en las artes de navegación. El resultado fue la rápida exploración portuquesa a lo largo de la costa africana, en dirección al Cabo de Buena Esperanza.2)

En este contexto, los Reyes Católicos acogerían con gran interés la idea genial de Cristóbal Colón de llegar a las Indias por el Atlántico, que llevaría en su viaje cartas reales para los emperadores de Catay y Cipango, reinos conocidos entonces tan sólo merced a pocas y confusas noticias por el libro de Marco Polo, y aun de antes, por el viaje del español Benjamín de Tudela, que en la segunda mitad del siglo XII recorrió buena parte de Asia y dejó noticias escritas de las maravillas que había visto y oído en tan lejanas tierras. El Japón de Marco Polo prometía oro y piedras preciosas y los relatos de los mercaderes musulmanes hacían referencia a prodigiosas islas de especierías.

En 1543 los portugueses desembarcaron en Japón, convirtiéndose así en los primeros europeos en llegar al país vecino, y 6 años después el padre jesuita español, Francisco Javier, llegó a Kagoshima en compañía de sus compañeros Cosme de Torres y Juan Fernández. Desde 1549 el cristianismo se extendió en Japón y con él la civilización europea.3) Este contacto con el mundo occidental produciría un gran cambio en todos los aspectos de la vida japonesa.4)

En cuanto al misionero español Francisco Javier, salió de Japón en 1551 hacia Goa, en la India, y en 1552 llegó a China para allí llevar a cabo la misión evangélica, pero en diciembre del mismo año murió de enfermedad en una isla de Cantón. Poco después, en 1582, el jesuita italiano Matteo Ricci, llegó a Macao como misionero y allí aprendió la lengua china y su cultura. En 1583 consiguió entrar en China y llegó a Pekín en 1601 como fundador de la iglesia china. Aunque era conocido desde muy temprano el imperio de China en Europa, hasta finales del siglo XVI los occidentales no pudieron entrar en el Continente.


Ahora voy a pasar a hablarles sobre el primer contacto entre España y Corea. Exceptuando a los chinos, quizás fueron mercaderes arabes los primeros que realizaron comercio con el reino coreano y así, Suleimán, en su geografía del siglo IX, nos dice que más allá de la China hay un reino llamado Sinla.5)


"Del lado del mar, la China está limitada por las islas de los syla, pueblo que viven en paz con el soberano de la China, y que pretenden que, de no mandar regalos,el cielo no volverá a derramar para podernos facilitar informaciones. En este país se encuentran halcones blancos."


Pero Corea fue descrita por los extranjeros como país insular y además fue pintada como tierra de bárbaros por los marineros y los misioneros hasta la segunda mitad del siglo XVI.Por ejemplo, el padre jesuita Antonio Prenestino, napolitano, en una carta del año 1578 narra sus experiencias del viaje a Japón. Veamos la descripción sobre Corea.


"Queria varar em Coria, que he hua ilha de tartaros barbaros, longe de Iapao, pera se quer se poderem salvar alguns ainda que catiuos."6)[sic]


También Luis de Guzmán7) describió Corea como país insular en su libro Historia de las Misiones que han hecho los Religiosos de la Compañía de Jesús para Predicar el Santo Evangelio en los Reinos de Japón. Asi pues, la imagen de la Corea medieval fue distorsionada por los navegantes extranjeros y los misioneros europeos establecidos en Japón.

El reino coreano,cerrado en sí mismo y aislado del mundo exterior, abrió sus puertas forzosamente debido a la guerra con Japón del año 1592. Fue entonces cuando las plumas de los misioneros europeos levantaron el velo de misterio del reino ermitano de Corea.


2. El primer intento de los jesuitas de entrar en Corea


Los jesuitas trasladados al Japón empezaron a abrigar la esperanza de evangelizar Corea en 1566, 17 años después de haber extendido el Evangelio en Japón Francisco Javier y sus compañeros. El padre Gaspar Vilela, primer superior jesuita de Meaco, escribió en una carta con fecha 3 de noviembre de 1571 dirigida al padre general en Roma, Francisco de Borja, que los misioneros jesuitas trataban de entrar en Corea para la evangelización,pero no realizaron el viaje debido a las difíciles situaciones de entonces.

La carta de Vilela dice así :8)


"Estao também dous dias de caminho outros reinos entre a China e Japon,chamada Corea, aos quais nós chamamos tárteros. (....) Hé gente animosa, grandes frecheiros, exercitados muito a pelejar a cavalo com todas as armas, máxime com frechas. Dicem os japoens, que com elles tem comérsio e cada ano lá vao, que hé muito grande aquele reino. (....) Averá 5 anos que pareceo bem ao padre Cosme de Torres mandar ali algun padre a discubrir ho que se podia fazer, e cayo a sorte em mim. Partido, nao pude efectuar meus desejos por causa de muitas guerras que no caminho avia, japoens huns com outros, que forao impidimento. Ou también, que hé ho mais serto, nao foi vontade divina, por ho fruito que depois se fez con minha fiqada em Japao. Estará gardado aquele tisouro pera quem mais ho mereça. (....)"


Según esta carta, Corea, situada entre China y Japón, estaba habitada por tártaros, a los que describe como gente esforzada, diesta en el manejo de toda clase de armas, pero especialmente del arco, y habituada a luchar a caballo. Así mismo informa de que el superior de la misión jesuita en Japón, Cosme de Torres, tenía intención de enviar allí a un misionero, suerte que recayó en el padre Vilela. Sin embargo, las guerras entre japoneses le obligaron a volver sin realizar sus propósitos9)

Desde aquel tiempo los jesuitas sabían de la existencia del país ermitaño, Corea, y siguieron buscando oportunidades de evangelizar a los coreanos. Sin embargo, el reino coreano no fue conocido realmente en el mundo europeo antes de 1592, año en que los japoneses invadieron Corea. Corea fue el último país oriental que llegó a ser conocido en Europa.

En 1592 el tirano japonés Hideyoshi inició la invasión militar de Corea con el pretexto de conquistar China. Casi todos los daimyos o señores nobles católicos de la parte sur de Japón en contra de su voluntad se vieron obligados a participar en la guerra. En sus afanes de expansión, Hideyoshi pretendía invadir Filipinas, que pertenecía al imperio español de Felipe II.10)

En aquel tiempo, durante la invasion japonesa, tuvo lugar el viaje del padre madrileño Gregorio de Céspedes11), el cual es considerado como el primer testigo presencial europeo de la invasión japonesa. Por supuesto, además de él, varios jesuitas que quedaron en Japón observaron de cerca los sucesos de la guerra. Aunque estos misioneros no fueron testigos presenciales como Gregorio de Céspedes, dejaron una gran cantidad de relatos sobre Corea y su gente.


Entre ellos, en el Appendix al annua de Japon de 1592, documento inédito que tuve la oportunidad de descubrir en la Biblioteca de la Real Academia de la Historia en Madrid. Allí los jesuitas relataban detalladamente las cosas de Corea refiriéndose a las cualidades de la gente coreana incluyendo una exposición geográfica y detalles sobre la religión. Los misioneros europeos completaron seguramente estas informaciones literarias de Corea con cartas e informes que llegaban desde Corea a Japón. Por otro lado, el padre Luis Frois escribió también relatos sobre la guerra de Corea,que forman parte de los manuscritos de la Historia de Japón. Esta descripción de Corea se incluye en Apparatos para la Historia Eclasiastica del Obispado de Japon, 1588-1593,cuyo manuscrito se conserva en la Biblioteca de Ajuda de Lisboa.


Basándose en estos documentos, Luis de Guzmán publicó La Historia de las misiones en 1601 en Alcalá de Henares , en la que informaba ampliamente del reino coreano y del viaje de Cespedes a Corea. Así los españoles pudieron acercarse a la imagen de Corea y es probable que estos escritos influyeran en otros cronistas europeos.


Gregorio de Céspedes,12) como testigo presencial,dejó en 4 cartas escritas en Corea varias informaciones literarias sobre el pais. Así Corea llegó a ser conocida por primera vez a través de estas cartas, informes y libros de las misiones jesuitas. Estas cartas son las primeras notas informativas escritas por un europeo desde la tierra coreana, aunque permaneció solamente un año en una situación anómala de guerra.



3. El significado del viaje de Céspedes a Corea


Céspedes pudo visitar Corea gracias a la petición y ayuda de los daimyos católicos japoneses, pero no fue en calidad de capellán del ejército japonés. Su viaje se hizo secretamente y, por miedo a que el tirano Hideyoshi lo descubriera, el padre permaneció escondido en la parte más alta de la fortaleza del capitán mayor del ejército japonés, de nombre cristiano Agustín. Sólo allí podían acudir los cristianos para entrevistarse con el padre jesuita. Céspedes no se entrevistó con los soldados en sus campamentos, al contrario de lo que debería ser normal en un capellán del ejército. Algunos consideran a Céspedes como capellán del ejército de Hideyoshi,e insinúan que colaboró en la bárbara invasión.13) Pero es inconcebible considerar como tal, al menos como se entiende este cargo hoy en Corea, a un sacerdote que tiene que permanecer escondido para que los soldados japoneses no le descubran. Prueba de que Cépedes procuró no estar a la vista es el hecho de que tuvo que volver a la fuerza a Japón, cuando su presencia en Corea fue detectada por el general japonés budista Kato Kiomasa, que aprovechó el caso para acusar a Agustín ante Hideyoshi a causa de Céspedes.

El viaje de Gregorio de Céspedes fue realizado en secreto a solicitud de Agustín y otros daimyos cristianos sin que Hideyoshi conociera el hecho. Pero Kato Kiomasa, capitán budista y rival de Agustín en la empresa de la guerra, se dio cuenta de que un padre cristiano permanecía en la fortaleza de Comungai para predicar a los soldados. Kato Kiomasa, celoso del triunfo de Agustín, trató de desacreditarle acusándole ante Hideyoshi de haber invitado a un padre contra su orden. Al conocer esta situación, Agustín quiso que Céspedes volviese a Japón inmediatamente para evitar la posible furia de Hideyoshi. Así que el padre Céspedes tuvo que abandonar la tierra coreana contra su voluntad. En su camino de regreso a Japón llevó a un niño cautivo coreano a un colegio japonés.

Teniendo en cuenta los escritos del padre jesuita Vilela del año 1571, en los que pone de manifiesto el deseo de los jesuitas de evangelizar Corea, podemos deducir la intención del padre Céspedes de aprovechar su viaje a Corea para materializar el antiguo proyecto de los jesuitas. Pero en la situación anómala de la guerra, Céspedes no tuvo oportunidad de establecer relaciones con la población coreana.


Céspedes es considerado como único testigo presencial europeo de la invasión japonesa, y en este sentido sus cartas tienen un valor literario-historiográfico inestimable. Las primeras dos cartas no son autógrafas sino copias escritas en portugués. Estas cartas aparecen en "Apparatos para a Historia Ecclesiastica do Bispado de Jappao (1583 -1593), manuscritos que constan en la Historia de Japam del padre Luis Frois. El manuscrito comprende 80 capítulos en total.

Además de las dos cartas he encontrado otras dos epístolas: una fue descubierta en el mismo Apparatos para a Historia Ecclesiastica do Bispado de Jappao en la Biblioteca de Ajuda, Lisboa, y otra fue encontrada en el manuscrito inédito de la "Carta anua de Japón de 1594" del P. Francisco Pasio, fechada el 20 de octubre de 1594, guardado en el Archivo Romano de la Compañía de Jesús en Roma.

En estas dos cartas, Céspedes dio cuenta de las negociaciones de paz entre chinos y japoneses y de la labor evangélica en una fortaleza. Se refirió brevemente a las cosas de Corea, debido a lo anómalo de la situación, pero apuntó con interés todo lo que sucedió allí, especialmente las negociaciones de paz.

El sacerdote español buscaba y rezaba por la paz en sus cartas y al mismo tiempo se mostraba contrario a la guerra iniciada por el tirano Hideyoshi.

El padre Gregorio de Céspedes habló con tino de la situación de la guerra como si hubiera pasado mucho allí. Suponemos que él conocía ya el estado de la guerra en Japón, pues los misioneros europeos señalaron ampliamente el desarrollo de la Guerra de Corea en sus "Cartas anuas" y otros documentos. A lo largo de su descripción, se destaca el anhelo y deseo del padre madrileño de llegar pronto a la paz, representando tal vez el deseo de todos los misioneros europeos de Japón. A juzgar por su narración, imaginamos que los soldados japoneses, incluido Agustín, querían concluir la guerra lo antes posible. Céspedes relató la violencia y barbarie de un capitán budista que no conocía la paz, lo cual contrasta muy bien con la intención de Agustín, capitán cristiano, de lograr la paz. El padre Céspedes insinuaba que los actos destructivos del capitán budista Kato Kiomasa eran obstáculos para la paz.

Gregorio de Céspedes apunta en su segunda carta, escrita hacia principios de 1594, la triste situación de los soldados japoneses, que padecían hambre, enfermedad y frío,lo que revela que Hideyoshi había enviado escasos víveres a sus soldados.

Por esta descripción de Céspedes,se deduce asimismo que Japón tenía dificultades de suministro por mar. En realidad la armada de Corea aplastó por completo a los japoneses bloqueando así la vía marítima de los japoneses.

Aunque Céspedes no menciona directamente las embarcaciones de cubiertas acorazadas con las que Corea derrotó a la armada japonesa, hemos podido encontrar su testimonio literario en descripciones de otros compañeros de la misma Compañía.

Por otra parte, Gregorio de Céspedes insinua actos bárbaros y saqueos de los soldados japoneses durante la guerra coreana. Muestra de ello son las siguientes frases:


"Sobre tudo me espanei ver as fermozas cazas, q certo nao pareciao de emprestado, senam como que se toda sua vida houvesse de estar de assento nellas, com muito apparato de couzas de guerra, beobus dourados, q nem seo sogro Agostinho lhe chegava". (segunda carta de Corea).

De aquí se deduce que tanto el general Tsushimadono como Agustín saquearon una gran cantidad de tesoros tales como <>>.

Gregorio de Céspedes se muestra pesimista en su valoración de los acontecimientos,y nota que la llegada de la paz estaba todavía lejos de la realidad. La Guerra de Corea, a los ojos del padre español, era destructiva e imprudente y estaba llena de muerte, hambre, enfermedad, frío, etc. Por tanto,ansiaba desesperadamente la paz y narraba con un mayor interés las negociaciones de paz entre chinos y japoneses.

En la tercera carta, fechada el 7 de febrero de 1594, Céespedes describe más detalladamente las negociaciones de paz entre ambos bandos, concretamente entre Agustín y Yaquequi. Esta narración nos confirma la dificultad en las negociaciones, pero la comunicación entre China y Japón.

Sin embargo, en la cuarta carta sobre Corea, no existe información sobre las negociaciones de paz. Esta carta, que es también extracto del original, narra solamente la labor evangélica en la fortaleza de Quabioyedono.

Aunque el testimonio literario de Céspedes es muy breve, sus epístolas se consideran muy importantes considerando que fue el único testigo presencial europeo y sus narraciones son las primeras notas informativas de la Corea medieval.


Gracias a los escritos de los misioneros, Corea pudo ser conocida en Occidente en forma auténtica. Los manuscritos e impresos escritos por los jesuitas influyeron en otros escritores y cronistas. Lope de Vega sugirió en su obra El Triunfo de la fe en los reinos del Japón que dos jovenes coreanos llamados Miguel de Corea y Pedro de Corea estaban en la lista de los mártires. También Lope de Vega escribió una obra teatral titulada "Los Primeros Mártires de Japón " basándose en los datos escritos de los misioneros jesuitas.



4. Reflejo del contacto entre España y Corea en los libros de texto de español


El paso de Céspedes por Corea está recogido en un libro de texto de español para la segunda enseñanza,14) que incluye la descripción que de Corea hace Céspedes con el título "El primer contacto entre Corea y España". El texto es el siguiente.


"La unidad política de España se logró con el matrimonio en 1469 de los Reyes Católicos, Isabel y Fernando....En 1492 los Reyes Católicos también ayudaron a Cristobal Colón a descubrir el Nuevo Mundo. Así España abrió una nueva época en su historia.

El imperio español se extendió también en Asia. Es decir, los españoles llegaron también a la región asiática en el siglo XVI. Miguel López Legazpi, navegante y militar español descubrió las Filipinas en 1565, y Francisco Javier, padre jesuita llegó a Japón en 1549. El contacto con el mundo occidental cambió todos los aspectos de la vida japonesa.

El primer contacto histórico entre España y Corea data del año 1593. Gregorio de Céspedes, padre español llegó a la tierra coreana el 27 de diciembre de 1593 para la misión evangélica y se convirtió en el primer europeo que pisó la tierra coreana. Céspedes estuvo un año en Corea y escribió 4 cartas en Corea denunciando la invasión japonesa a Corea. El viaje de Céspedes a Corea se produjo 60 años antes que el del náufrago holandes Hendrick Hamel.

En la ciudad de Chinhae se erigió un monumento en homenaje al padre Céspedes el 6 de septiem bre de 1993. Los españoles fueron los primeros protagonistas que escribieron que la gente coreana era muy culta y civilizada.

Los descubrimiento y conquistas que hicieron los españoles en América, Asia, Africa en el siglo XVI dieron origen al gran imperio español. Así decían que no se ponía nunca el sol en los dominios de España. Todo el tiempo que duró esta grandeza se llama el Siglo del Oro Español."


La descripción sobre el reino coreano hecha por los misioneros españoles tambien está recogida en el libro de texto de español para la segunda enseñanza con el título XVI>.15) El texto es el siguiente:


"Corea fue considerada como tierra de bárbaros por los europeos hasta la segunda mitad del siglo XVI. Pero con ocasión de la invasión japonesa de 1592, los europeos empezaron a ver la verdadera Corea con sus propios ojos, y dejaron muchas cartas e informaciones literarias.. En 1593 el viaje del misionero español Gregorio de Céspedes fue posible durante la invasión japonesa a Corea y se le considera como el primer visitante europeo a Corea.

Tanto Céspedes como otros misioneros españoles dejaron muchos escritos sobre el reino coreano y la guerra. Entre ellos los misioneros españoles escribieron detalladamente sobre las cosas de Corea refiriéndose a las cualidades de la gente coreana incluyendo el buque de tortuga. A estos documentos se les considera indudablemente como las primeras descripciones literarias sobre Corea, puesto que fueron escritas 60 años antes de la descripción del náufrago holandés Hendrick Hamel. Estas descripciones escritas en español fueron descubiertas recientemente en varias bibliotecas europeas. Nosotros, los coreanos tenemos que saber cómo escribieron los europeos Corea y su gente en el siglo XVI.

Teniendo varios escritos e informaciones enviados por los misioneros europeos desde el Extremo Oriente, Luis de Guzmán, historiador español publicó un libro en Alcalá de Henares en 1601. Veamos aquí la descripción de Corea.:

"El reino de Corea está a 80 leguas de Hirado, Japón, hacia el norte, y limita esta gente con 3 naciones; por la parte del oeste con los chinos, a quien paga tributo cada año; y solamente los divide un río que tiene 3 leguas de ancho; por la del norte y nordeste con los tártaros y con los orancais.

Tiene este reino una isla llamada Coraisán, en la cual hay sierras muy grandes y ásperas montañas: pero en la tierra firme de Corea, que comúnmente es llana, se coge mucho arroz, trigo y frutas, como peras, manzanas, higos y castañas y gran abundancia de miel. También los coreanos hacen piezas de seda, pero lo más ordinario es de lino y algodón. Dicen que en el interior hay minas de oro y plata y se crían muchos y hermosos caballos, vacas y trigres y otros diversos animales fieros. La gente es pacífica e inteligente, y comúnmente blanca, de gran fuerza y hábil con el arco.

Sus naves de cubiertas acorazadas son fuertes y en ellas traen algunos ingenios de fuego que arrojan a los enemigos con quien pelean. También usan cierta manera de tiros gruesos de hierro con las cuales arrojan flechas tan gruesas como la pierna de un hombre, con su punta de hierro muy aguda. Las demás armas ordinarias son flacas, especialamente las espadas, que son cortas y delgadas, aunque también usan de alabardas, y las manejan diestramente; son animosos, y así los temen los chinos.

También su rey natural es muy servido y respetado de todos, y vive normalmente en la capital de aquel reino, donde tiene muy ricos y hermosos palacios. Las casas de las ciudades generalmente están cubiertas de teja y la gente noble suele tener dentro esteras de varias y hermosas labores, porque la tierra es muy fría y en algunas partes usan en invierno estufas. Hay en aquel reino algunas fortalezas, aunque no muy dotadas de gente ni de municiones, a excepción de las que estan en la frontera del Japón.

Ponen gran esfuerzo en la seguridad de su reino, y no admiten comercio de gente extranjera, a excepción de los mercaderes de la isla de Ceujima, y aunque Toyotomi Hideyosi les pidió paso por su reino para entrar en la China, nunca se lo quisieron dar, y por eso decidió invadir Corea..

Así los europeos consideraban que el pueblo coreano tenía un alto nivel cultural y de vida.

Gracias a los escritos de los misioneros, Corea pudo conocerse correctamente en Europa. Estas descripciones literarias de Corea se consideran como valiosísimos documentos del siglo XVI. Debemos saber cómo escribieron los europeos sobre nosotros en el siglo XVI."


5. El Centro Cultural en homenaje a Gregorio de Céspedes


El Ayuntamiento de Villanueva de Alcardete, pueblo natal de los padres de Gregorio de Céspedes, para recordar las hazañas de Gregorio de Céspedes, inauguró el 9 de noviembre de 1991 un Centro Cultural que lleva el nombre de Gregorio de Céspedes en Villanueva de Alcardete de la Mancha, situado a unos 120 kilómetros de Madrid. El Ayuntamiento de Villanueva de Alcardete celebró la Semana Cultural en homenaje a Gregorio de Céspedes del 3 al 9 de noviembre de 1991. Como investigador de Céspedes, tuve el honor de asistir a la ceremonia de inauguración del Centro Cultural y di una conferencia sobre la gran figura de Céspedes.16)

El Centro Cultural está situado en el antiguo edificio escolar, en cuyas obras de reforma para esta finalidad, se han invertido en torno a los 39 millones de pesetas, además del preceptivo equipamiento. Consta de biblioteca, sala de exposiciones y un salón de actos con capacidad para 280 personas.

Al acto de inauguración en 1991 asistieron numerosas autoridades, entre ellas, el alcalde-presidente de Villanueva de Alcardete, Miguel Angel Sanchez Beato, el embajador coreano en Madrid, Kwon Tae-woong, el presidente de la Asociación de Editores de Diarios Españoles, Pedro Crespo, el consejero de Cultura de la Junta de Comunidades, Juan Sisinio, el padre Agustín Alonso, vice-provincial de la Compañía de Jesús en Madrid, etc.


El mismo día fue descubierta la estatua en homenaje al padre Gregorio de Cespedes, erigida en el patio del Centro Cultural. El monumento, hecho de hierro, pesa 1,000 kilogramos y mide 2,50 metros de altura. En la parte superior está la bandera nacional coreana y abajo hay una cruz, que simboliza las misiones jesuitas, y las letras G(Gregorio) y C(Cespedes).

Durante la Expo de Taejon-93, Villanueva de Alcardete representó a España con notable éxito, en especial su grupo folklórico "Despertar el ayer" y hubo tambien una degustación de vinos manchegos de la localidad.

El grupo de coros y danzas "Despertar el ayer" fue el protagonista de la delegación alcardeteña, y participó, durante quince días, en el Festival Folklórico Internacional de la Exposición Internacional de Taejon, que se inauguró el 7 de agosto de 1993.

Seguidillas, rondeñas, jotas y fandangos y demás bailes típicos de la provincia manchega dieron un toque manchego a la muestra coreana.

El 6 de septiembre de 1993 una réplica de la estatua en homenaje al padre Gregorio de Cespedes fue erigida en el parque Pung-Ho de la ciudad Chinhae a 450 kilometros de la capital en conememoración del IV Centernario del Encuentro entre Corea y España. Al acto de inauguración de la estatua simbólica asistieron el alcalde de Villanueva Miguel Angel, junto con una delegación representativa y el grupo folklórico "Despertar el Ayer" que amenizó el evento. Estuvieron también el embajador de España en Seúl, Antonio Cosano, el rector de la Universidad Sogang de fundación jesuita, Park Hong, etc.


El alcalde-presidente de Villanueva de Alcardete Gerardo Gallego Mota se dirigió a Su Majestad Don Juan Carlos I de Borbón, rey de España, el 4 de junio de 1996 para pedirle que visitara su pueblo antes de que Sus Majestades realizaran su visita a Corea a finales de octubre de 1996. El Ayuntamiento de Villanueva le envió a Su Majestad un ejemplar del libro Testimonio Literario de la labor cultural de las misiones españolas en el Extremo Oriente en nombre de su autor, junto a una carta en la que le explicaba todos los pormenores de este asunto. Sus Majestades ya tienen conocimiento de la figura de Gregorio de Céspedes y así durante su visita a Corea mencionaron al padre jesuita español en su discurso como primer visitante español a Corea en 1593 para la misión evangélica.


El 30 de septiembre de 1996 una delegación oficial de Chinhae visitó España para conocer Villanueva de Alcardete, así como para comemorar el quinto aniversario del descubrimiento de una estatua de Céspedes en Viallanueva. La delegación de Chinhae, invitada por el Ayuntamiento de Villanueva, se componía de su alcalde Kim Byong-ro, tres concejales de ese Ayuntamiento, un sacerdote católico, Kim Sok-cha, y el servidor que les habla, autor de la biografía de Gregorio de Céspedes. La delegación coreana fue recibida con honores, bailes, vino y queso, que es la especialidad de la zona.


El alcalde-presidente de Villanueva de Alcardete Gerardo Gallego Mota y su delegacion visitó Chinhae del 24 de noviembre al 1 de diciembre de 1997 por invitación del alcalde de Chinhae, Kim Byong-Ro. Los dos alcaldes prometieron promover más los vínculos de amistad entre Chinhae y Villanueva de Alcardete. La delegación alcardeteña se entrevistó con las autoridades coreanas con el fin de promocionar productos manchegos, en especial vino y quesos de buena calidad.

En Seúl en la Embajada de España fue inaugurada en 1983 la Biblioteca Iberoamericana con el nombre de Gregorio de Céspedes, donde existen miles de libros, se proyectan películas españolas y se celebran eventos cuturales para miles de alumnos coreanos que estudian la literatura y lengua española.17)


6. Conclusión


Lo que me motivó a comenzar la búsqueda de esos testimonios fue una referencia encontrada en la obra del escritor valenciano Vicente Blasco Ibáñez, quien visitó Corea en 1923 y dejó escrita La vuelta al mundo de un novelista, en donde aseguraba que "El primero que penetró en el país fue un jesuita español, el padre Gregorio de Céspedes..."


Antes de que se realizara mi investigación sobre Céspedes, el navegante náufrago holandés Hendrick Hamel y sus 38 compañeros fueron considerados en Corea como primeros europeos en llegar a la tierra coreana en 1653, pero ahora queda claro que Céspedes fue el primer europeo que llegó a Corea.

Sin embargo el viaje y las epístolas de Céspedes no han sido evaluados justamente. En realidad el padre Céspedes no vino a Corea para apoyar la guerra, sino para predicar la Santa Ley, aunque su viaje fuera realizado a instancias de los daimyos cristianos japoneses.


Al llegar al final de mi ponencia, los puntos que creo nesesario hacer resaltar son dos; primeramente el valor historiográfico y literario de las cartas de misionero español, que son las primeras notas de Corea que se tienen en el mundo occidental. Ciertamente los misioneros españoles son los primeros cronistas de esos acontecimientos, los más importantes de aquella época. Pues, ellos escribieron las cosas con objetividad y con cariño hacia los dos países, Corea y Japón, sin particularismos ni de unos ni de otros, y que significan un intento verdaderamente extraordinario de que los coreanos, japoneses y españoles todos sean hermanos.

En segundo lugar, el padre español Céspedes no vino a Corea para apoyar la guerra, sino para predicar el Evangelio, aunque su viaje fuera realizado a instancias de los daimyos cristianos japoneses. Sus cartas deben formar parte de las relaciones para la conquista espiritual del padre Céspedes en Oriente.

Para concluir me gustaría manifestar el deseo de que los investigadores relacionados con los estudios del Pacífico tengan en cuenta aquel primer encuentro entre Corea y España en el siglo XVI.

http://herenciaespanola.blogspot.com/2008/01/las-primeras-relaciones-de-espaa-con.html

sábado, 27 de febrero de 2010

samurai crest on line





















http://www.samurai-archives.com/crest4.html
http://www.zazzle.es/samurai_del_clan_takeda_de_crest_camiseta-235696160373160690
http://www.samurai-store.com/armor/crest-list.html
http://www.printsofjapan.com/Index_Glossary_Tomoe_thru_Tsuzumi.htm
http://tomswope.blogspot.com/2009/12/art-of-samurai-exhibition-at.html