Buscar en este blog

domingo, 28 de junio de 2009

Kitagawa Utamaro









































































































































1753 - Edo, hoy Tokio, 1806) Pintor y grabador japonés. Kitagawa Utamaro es uno de los pintores japoneses más conocidos y valorados en Occidente, representante destacado del movimiento Ukiyo-e, que dominó el arte japonés de los siglos XVII al XIX.
Se formó en Edo, hoy Tokio, con Toriyama Sekien, artista de la escuela Kano. La fama le llegó en 1788, con dos álbumes de xilografías titulados, respectivamente, El libro de los insectos y El poema de la almohada.
Pero se le valora, sobre todo, por el tipo de estampas más características del estilo ukiyo-e: las que representan escenas de teatro, actores y prostitutas del famoso Yoshiwara, el barrio de placer de Tokio. Sus bellezas femeninas, casi siempre de medio busto, son, en particular, las que han inmortalizado su nombre. No se trata de retratos realistas, sino de representaciones idealizadas, inmateriales, ejecutadas con colores planos y con un dibujo muy expresivo.
Estas obras dieron pie a biografías noveladas de su figura, según las cuales Utamaro fue un gran vividor, que frecuentó insistentemente los mismos barrios y lugares que aparecen en sus creaciones artísticas. Sin embargo, no consta con certeza que ello sea así.
En 1804, en la cima de su éxito, realizó algunas pinturas que representaban a la esposa y las concubinas del dictador militar Toyotomi Hideyoshi, las cuales fueron consideradas como insultos a la dignidad de Hideyoshi y juzgadas como sediciosas por el shogunado Tokugawa. Fue castigado a prisión y a permanecer esposado durante los cincuenta días de su cautiverio. La experiencia lo marcó emocionalmente y terminó su carrera como artista.
Las obras de Kitagawa Utamaro ejercieron una gran influencia en otros pintores japoneses del estilo ukiyo-e, como Ando Hiroshige, y representaron un revulsivo para el arte occidental, cuando llegaron a Europa a finales del siglo XIX. Los impresionistas fueron los primeros en admirarlas, pero más tarde se inspiraron en ellas muchas de las primeras vanguardias del siglo XX. Entre las mejores realizaciones de Kitagawa Utamaro se encuentra el álbum titulado Doce vistas de fisonomías de bellas mujeres (1803).
La pelicula de Mizoguchi.
Descripción: Mizoguchi, fiel a su estilo y a sus compromisos sociales, encuentra belleza en los lupanares más sórdidos, en las curiosas historias de amor que en ellos afloran. Para transmitírnosla, nos cuenta la historia de un espíritu afín a él, el de Utamaro, un maestro pintor apóstata interesado en plasmar la belleza de la mujer de una forma realista. Al igual que el director, tendrá problemas con las autoridades por su forma de entender el arte.






No hay comentarios:

Publicar un comentario